Tu granito de arena

Ella es diseñadora gráfica, trabaja con marcas importantes de moda y  tiene su propio emprendimiento de ropa para bebes pero todo esto a ella no le alcanza... sus ganas de ayudar son inmensas, y realmente la admiramos muchísimo…

Todo comenzó por una amiga que participaba como voluntaria en “Manos Abiertas” y me invitó a conocer el lugar, yo no sabía bien que era, ni cómo iba a poder ayudar  pero algo dentro mío me empujaba a ir. Manos Abiertas nació en el año 1992, actualmente está en 10 ciudades del país y en Mar del Plata estamos desde el año 2009. Trabajamos para que muchos puedan crecer, vivir y envejecer con dignidad, ayudando a madres, abuelos y personas con alguna necesidad o en situación de soledad. Desde esa invitación todo cambio para mí y no pude desprenderme más de la fundación. 

Comencé hace 10 años en el hogar  de mamás como voluntaria, iba a pintar y hacer decoupage con las chicas que estaban en el hogar. Todos los días recibimos mamás en situación de calle con diferentes problemáticas, lo que hacemos es ayudarlas durante un tiempo, para que puedan aliviar  la situación en la que se encuentran. Durante ese tiempo se les brinda asistencia y contención y sobre todo que se sientan en un ámbito de familia y alegría . Durante el paso por el hogar las mamás realizan talleres de cocina , manualidades, costura  entre otros. Para que puede tener una herramienta que les sea útil en sus vidas.  Recibimos chicas con realidades tremendas , casos que a veces ni te podes imaginar. Y es ahí cuando ponemos toda nuestra fuerza y energía  para darles todo el apoyo y la contención. En esos momentos entendés muchas cosas, aprendes a valorar lo simple, desde un abrazo  hasta una ducha de agua caliente . Nuestro objetivo y deseo es que las chicas puedan salir adelante, a veces es muy difícil, pero por suerte muchas logran cambios hermosos  y pueden reinsertarse en la sociedad... La felicidad que me genera ver como esas familias evolucionan y salen adelante es inexplicable, no hay ninguna sensación que pueda compararla con eso .

Me gusta la idea de hacer algo por otro y  lo mejor es hacerlo con amigos, lo lindo de la fundación es que se va gestando un Ambiente de familia  y vas a encontrarte con la otra persona compartiendo lo que somos y lo que traemos con nosotros.  Como voluntarios aportamos nuestro granito de arena y eso lo hacemos con mucha alegría. El voluntariado de Manos Abiertas está formado por personas que se preocupan por el mundo , que entienden la solidaridad como una actitud constante, que tratan de humanizarse para humanizar. Somos un grupo de personas que de un modo gratuito y comprometido nos empeñamos en mejorar y transformar las condiciones de vida de los más necesitados, sobre todo aquellas personas que sufren soledad.

En la fundación tenemos Un Hogar  para Madres y niños/Un Equipo de acompañamiento a personas solas/Un Equipo de acompañamiento en cuidados Paliativos/Un Taller de música y apoyo escolar  para niños y Un Equipo de acompañamiento a personas en situación de calle.

Todo lo que se vive en la fundación es muy fuerte, realmente sos parte de situaciones inexplicables , y cuando entendés que tu granito de arena genera cambios en la vida de otras personas, no podes dejar de colaborar, y te esforzás  cada vez más. Mis días se dividen en mis dos pasiones: el diseño gráfico y la fundación manos abiertas . Siempre que vuelvo a mi hogar no cabe duda alguna: recibo mucho más de lo que doy 

Producto agregado a favoritos